Quizás la mejor estratega de la campaña, ella si supo vender.

Publicado antes en La Jornada Aguascalientes

Llegamos a la mitad de la campaña por la presidencial y las propuestas en materia de ciencia y salud siguen sin aparecer.

Si bien es cierto que en general los candidatos hablan de salud para todos, de vales de medicinas, de seguro popular o de seguro único, todo viene siendo un refrito de campañas pasadas y por experiencia sabemos que nada de esto funciona. En materia de campañas no basta ya con dar propuestas, sino decir cómo piensan hacerlo.

Vázquez Mota ha dirigido su campaña a decir lo que quiere, pero no dice cómo lo hará. Peña Nieto propone los vales de medicinas, pero me pregunto, si el gobierno y sus insittuciones de salud no pueden planear el abasto suficiente de medicamentos para sus usuarios y el motivo generalmente expuesto es la falta de recursos, ¿cómo garantizan que podrán comprar los medicamentos al precio de farmacia si no lo hicieron a precios menores especiales para el gobierno?. López Obrador habla de un ‘Servicio Único de Salud’ que huele a una remasterización del Seguro Popular, por otro lado habla de fomentar la formación de más profesionistas de la salud, sin darse cuenta que lo que hay que hacer realmente no es formar más, sino disminuir el ritmo, hay una sobrepoblación de médicos, lo que genera muchos desempleados y los que obtienen un trabajo lo hacen por sueldos raquíticos, con poca actualización académica y desmotivación laboral. Quadri por su parte solo oferta “mejorar” lo que ya está hecho.

En materia de ciencia estamos aún más perdidos, Vázquez no oferta nada, pareciese que la ciencia no tiene cabida en los planes gubernamentales de Acción Nacional, parece que siguen dispuestos a importar tecnología a un alto costo, en lugar de producirla en casa y exportarla. Recuerdo un artículo que publicaba hace casi un año, la OCDE recomendaba que para que un país mejorara debería al menos destinar el 2% de su PIB a la ciencia, pero López Obrador y Peña Nieto consideran que con el 1% es suficiente, ¿buscamos mantener la mediocridad tecnológica y científica? Países como Suecia destinan casi el 4% de su PIB. El “científico” Quadri solo tiene una propuesta en materia de Ciencia y Tecnología: “contribución a la sociedad del conocimiento” ¿Qué significa eso? Probablemente será contribuír a las arcas de la maestra Elba Esther.

Solamente nos queda la mitad de la campaña y no veo claro, parece que seguimos cosechando más de lo mismo, pero la sociedad está más entretenida en hablar de la edecán del debate que en la escasa por no decir nula existencia de ideas por parte de los candidatos. El hartazgo político es mucho, el activismo parece en demasía, pero poco fructífero. No hay forma de expresar democráticamente que no estoy de acuerdo con lo que proponen, simplemente si quiero ser un buen ciudadano tengo que votar por el menos peor, porque no existe una herramienta políticamente efectiva para exigir a los candidatos mejores propuestas, ellos simplemente se mantendrán gastando mis impuestos en publicidad vacía lejos de contratar buenos estadistas que los orienten a realmente mejorar la situación que vive nuestro país.

Ni que decir de las propuestas en educación, aquí empezaré por Quadri, el candidato de la “vieja” escuela de maestros, ahora “Nueva” Alianza. Cualquiera que viera de fuera las elecciones pensaría que teniendo al magisterio a sus espaldas su fortaleza serían las propuestas en materia educativa, pero muy lejos estamos de eso, Quadri se limita a dos: Adecuar los planes y programas de estudio de la educación normal (seguimos únicamente viendo por los “maestros”) y garantizar una clase trabajadora y profesional mejor capacitada en herramientas del conocimiento.

López Obrador habla de fomentar el ingreso las universidades de todos aquellos que así lo quieran, eso suena bien, ¿pero realmente se cumplirá? México sin lugar a dudas es uno de los países con mayor número de universidades, de las cuales muchas de ellas son ‘patito’ sea como sea, la gente sale con un título universitario,  pero no hay empleo para ellos. Creo que si bien hay mucho que mejorar en la educación superior, también es importante hablar de la educación tecnológica, de los técnicos, tan importantes en el crecimiento de muchos de los países más desarrollados, asegurando además un buen empleo y salario para ellos, haciendo también atractiva esa área del conocimiento y el desarrollo laboral. El problema en México es que se tiene la falsa idea de que una carrera universitaria garantizará tu futuro,  grosso error.

Vázquez Mota tal vez suene más interesante en educación superior al promover más incentivos y becas en CONACyT, buscar repatriar talentos, incentivar a que los jóvenes entren a carreras que realmente cubran además necesidades en la sociedad, lo que garantizará por un lado trabajo para el nuevo profesionista y cubrirá áreas de oportunidad en la sociedad. Pero todo esto son solo propuestas, ¿cómo planea lograrlo? Recordemos que fue Secretaria de Educación y personalmente no recuerdo nada sobresaliente en su gestión de 3 años, no encontré un cambio sustancial en materia educativa. Sin duda conoce las necesidades pero no me queda claro que sepa como solucionarlas.

Peña Nieto también sigue abriéndole puertas a Elba Esther, habla de carrera magisterial, que si bien es cierta no podemos dejar en el olvido la cercanía de la maestra con el PRI. En materia de educación superior no hay grandes propuestas o algo que pensemos puede generar un cambio.

En verdad es que esta campaña presidencial  está desierta de buenas ideas, únicamente dan lindas propuestas, pero de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno. Ojalá en lugar de oír lo que ‘quieren’ los candidatos, ellos oyeran lo que queremos los ciudadanos. Ojalá nos dijeran como piensan mejorar el país y no simplemente que quieren un país mejor, creo que eso queremos todos, aunque a veces dudo que ellos realmente lo quieran así.

Fuente: Evalua y Decide 2012

Tagged with:
 
thomas davisthomas davis